27/10/2016 | NOTICIAS INSTITUCIONALES
CONICET Córdoba junto a Científicos Con Voz y Vos
La Dra. Alejandra Martínez brindo una charla en el marco del programa Científicos con Voz y Vos.
AleMarVozyVos
La Dra. Martínez durante la charla en el Espacio Illia. Foto: CCT CONICET Córdoba.

En el marco del programa “Científicos Con Voz y Vos”, del Ministerio de Ciencia y Tecnología de la provincia de Córdoba;  el Centro Científico Tecnológico (CCT) CONICET Córdoba convocó a la Dra. Alejandra Martínez, investigadora del CONICET, a brindar la charla “¿Qué me enseñó la televisión acerca de la felicidad? Una reflexión sobre
los medios de comunicación y los estereotipos de género”, en el Espacio Arturo Illia de la ciudad de Córdoba.

Ante una nutrida concurrencia, el pasado 25 de octubre, la Dra. Martínez converso con los adultos mayores sobre la influencia que tienen los medios de comunicación sobre la subjetividad de las audiencias, a partir de la difusión de estereotipos de género. Ademas la Dra. Martínez expuso sobre la relevancia del análisis de la dimensión de género, partiendo de la idea de que los modelos sociales asignados a varones y mujeres, transmitidos por los medios de comunicación, mantienen un esquema tradicional que se ha reproducido con escasas modificaciones a lo largo del tiempo.

A lo largo de la charla la investigadora introdujo la reflexión en torno al concepto de “felicidad eterna” asociado a condiciones objetivas de existencia tales como el género,
la edad y el aspecto físico, entre otros, que proponen los contenidos culturales, sobre todo aquellos orientados a niños y niñas.

Imágenes
cerrar
Últimas entradas
20/03/2019
La "Semana del Cerebro en Córdoba" es organizada por la cátedra de Fisiología Animal de la FCEFyN.
19/03/2019
Las jornadas se realizarán el 21 y 22 de marzo en la Universidad Tecnológica Nacional
11/03/2019
El objetivo de la campaña es estimular a las nuevas generaciones y visibilizar el trabajo de #MujeresArgentinas que inspiran.
06/03/2019
Comunicado del Directorio.
19/02/2019
Investigadores del CONICET revelaron que una intrigante pieza del genoma viral hace lo contrario de lo esperado: detiene la replicación del patógeno.