25/04/2015
Aniversario del Centro Tecnológico De Arteaga
Se reunieron en Córdoba distintas personalidades vinculadas al ámbito de la tecnología.

El pasado miércoles 22 de abril se celebró el 5º aniversario del Centro Tecnológico De Arteaga, perteneciente a la Cámara de Industriales Metalúrgicos y de Componentes de Córdoba (CIMCC) y administrado por la Fundación para la Investigación y Desarrollo Industrial Argentino (FIDEIAR).

A la celebración asistieron para acompañar a las autoridades del Centro Tecnológico De Arteaga, Horacio Pastawski, vicedirector del Centro Científico Tecnológico CONICET Córdoba (CCT-CONICET Córdoba); Alberto Riveros de la Vega, director de LAMARX; Jorge Vilchez, investigador del Instituto de Física Enrique Gaviola (IFEG-CONICET-UNC) y Daniel Majul de la Oficina de Vinculación Tecnológica del CCT CONICET Córdoba.

Durante la celebración, se lanzó el Programa de Promoción y Divulgación de Innovaciones Tecnológicas Metalúrgicas (INNOVAMET) y además se presentó la Red Pro Robótica Metalúrgica que el Centro incorporará como área de trabajo en sus instalaciones.

El programa INNOVAMET apunta a potenciar la competitividad y productividad de las empresas industriales metalúrgicas y metalmecánicas de Córdoba, mediante la difusión y capacitación a todos los niveles sobre procesos industriales robotizados.

Finalmente los presentes realizaron un brindis en la sede de la entidad.

5to. Aniversario Centro Tecnológico De Arteaga. Foto : gentileza del Centro Tecnológico De Arteaga.

5to. Aniversario Centro Tecnológico De Arteaga.
Foto : Gentileza del Centro Tecnológico De Arteaga.

Imágenes
cerrar
Últimas entradas
20/03/2019
La "Semana del Cerebro en Córdoba" es organizada por la cátedra de Fisiología Animal de la FCEFyN.
19/03/2019
Las jornadas se realizarán el 21 y 22 de marzo en la Universidad Tecnológica Nacional
11/03/2019
El objetivo de la campaña es estimular a las nuevas generaciones y visibilizar el trabajo de #MujeresArgentinas que inspiran.
06/03/2019
Comunicado del Directorio.
19/02/2019
Investigadores del CONICET revelaron que una intrigante pieza del genoma viral hace lo contrario de lo esperado: detiene la replicación del patógeno.